ORACION SEMANAL


ORACIÓN POR LAS PETICIONES

Por: Alba Lucia Martinez

De cierto digo que cualquiera que DIGA a este monte, Quitate y échate en el mar, y NO DUDARE, SINO CREYERE QUE SERÁ HECHO lo que DICE, lo que DIGA LE SERÁ HECHO. Por tanto les digo QUE TODO, lo que PIDAN ORANDO crean que ya lo han recibido y VENDRÁ. Marcos 11:23-24.

OREMOS:

*Amado Padre Celestial, en este día te suplicamos que engrandezcas tus infinitas misericordias y que perdones nuestros pecados de labios, de obra, de pensamiento, con la sangre de Jesucristo purifícanos y límpianos de todo pecado, concédenos el poder a través de tu Santo Espíritu para apartarnos de toda tentación y para decir al pecado: NO. Así nuestra Oración subirá a tu presencia como incienso de olor fragante, los cielos serán abiertos mientras oramos y nuestra Oración tendrá poderosos efectos en el mundo espiritual.

Padre Celestial en el nombre de Jesucristo, nombre que es sobre todo nombre y por el poder de tu Palabra, lo que digamos creyendo lo recibiremos. Jesucristo, Presentamos y colocamos en tus poderosas manos una vez más, cada petición con nombres y apellidos. Oramos creyendo, sin dudar que recibamos respuestas a las peticiones en tu nombre Jesús.

Así te ruego que envíes ahora, ángeles guerreros, ángeles que peleen contra los poderes de las tinieblas que se han levantado para obstruir la bendición en los hogares, la salud y las finanzas de tus hijos, ángeles, arcángeles y querubines con espadas y armamento celestial que destruyan las fuerzas del mal, toda oposición de las tinieblas, todo impedimento. ¡Ángeles vengan ahora en nuestra ayuda! Peleen las batallas contra todo poder de pecado, toda oposición a la bendición, ataduras satánicas de incredulidad, adulterio, inmoralidad sexual, contiendas, peleas, incomprensión, desamor, indiferencia, apatía, alcoholismo, drogadicción, adicciones sexuales, hechicerías y toda impureza de pecado y de maldad. Esos montes de la dificultad son pulverizados, son quitados, se caen en el nombre de Jesucristo. El desánimo, la angustia, la ansiedad, el temor, la incertidumbre y la duda, trae compromiso sincero contigo a cada persona, envía espíritu de ayuno y oración y cúbrenos con ese manto de oración y anhelo por tu presencia, recibo ese manto de oración por la fe para cada persona. Rociamos tu poderosa sangre en cada hogar, en cada familia, padres e hijos, para que tu luz brille y tu salvación sea vista en cada hogar y familia representada en cada petición. Ordenamos a los poderes de las tinieblas que retrocedan, que huyan que salgan despavoridos al sonar de tu nombre, en esta misma hora, declaramos que están debilitados, sin efecto y sin poder de acción la hechicería, rezos, conjuros y pactos contra los hogares, salud y las finanzas de tus hijos y toda maldad, toda impureza, toda idolatría, retroceden y se deshacen porque tu Jesucristo para eso viniste, para deshacer las obras del diablo. Toda maldición se vuelve en bendición en el nombre de Jesucristo.

Renunciamos a la derrota, al fracaso, a la miseria y a la escasez, tú has venido a darnos vida y vida en abundancia y los enemigos de tu iglesia huyen, caen, se desvanecen, porque tu diestra oh Dios Poderoso, ha sido magnificada en poder, tu Diestra oh Dios, ha quebrantado al enemigo, por la grandeza de tu Poder has derribado a los que se han levantada contra ti. Enviaste tu ira y los consumiste como la hojarasca Éxodo 15:6-7 Por tu misericordia disiparás a nuestros enemigos, y destruirás a TODOS los enemigos de nuestra alma, porque somos tus hijos. Salmo 143:12

En el nombre de Jesucristo, la Salvación, La Liberación, Restauración de los hogares, Sanidad y bendición Financiera ¡¡Vengan para tu gloria!! Desata la bendición oh Señor, abre los cielos para que la confusión y vergüenza sea de los enemigos que se oponen a tu obra y no nuestra, que tu santo nombre sea glorificado en las naciones de la tierra. Visita las familias y los hogares en las naciones de la tierra y que tu gloria y poder sean vistos. Que tu poder fluya como ríos, tu gloria como lluvia caiga en cada casa como el rocío, reverdezcan los sequedales de esterilidad y maldición de los hogares y que la bendición fluya como un torrente de aguas vivas por el poder de tu Espíritu Santo. Que no sean confundidos por nuestra causa los que en ti esperan. Que sepan y entiendan todos nuestros adversarios y detractores que tu Diestra nos sostiene, que los que EN TI ESPERAMOS NUNCA, JAMAS, SEREMOS AVERGONZADOS. AMEN.

ORACIONES DIARIAS

Compartidas por:  www.oraciones-biblicas.org

ORACIÓN:

Dios Todopoderoso, Padre nuestro, otro día se ha abierto para nosotros, y queremos comenzarlo contigo. Si dedicamos los primeros minutos del día a ti, estaremos listos para emprender nuestras labores y deberes. Y no temeremos mal alguno porque tú estarás con nosotros cada segundo. Nos das nuevas fuerzas y nos guías por caminos rectos, haciendo honor a Tu nombre. Tu vara y tu cayado de pastor nos infunde confianza. Que tu bendita palabra sea lámpara a nuestros pies, y lumbrera a nuestro camino. Que tus enseñanzas queden grabadas en nuestros corazones como un sello, y que tu maravillosa gracia nos ayude a seguirlas. Ordena nuestros pasos conforme a Tu palabra. Que ninguna maldad se enseñoree de nosotros. No quites de nosotros tu Espíritu Santo y danos el gozo de tu salvación.Nuestra confianza está solamente en Jesucristo. Somos indignos en nosotros mismos, porque hemos pecado y las Escrituras dicen: "¡No hay ni uno solo que sea justo!" Solo tu eres el Justo, el hijo del Dios viviente, que moriste por nosotros, por eso, en Tu glorioso y poderoso Nombre venimos, pidiendo Tu favor y bendición para nuestras vidas, familia y amigos. Te damos gracias por tu amor, del cual ni la muerte ni la vida nos pueden separar. Que Tu amor, gracia y paz estén siempre con nosotros y que podamos transmitirlos a otros, Que nuestras acciones sean agradables a tus ojos, pedimos gracia tu gracia para lograrlo, que nuestro ejemplo y acciones impresionen a otros y les haga pensar en ti y en las realidades celestiales. ¡Guíanos, bendícenos, guárdanos de todo mal! Te lo pedimos en el precioso Nombre de Jesús. Amén.

ORACIÓN:

" SEÑOR, sea tu nombre para siempre bendito, que permitiste que viniese sobre mí esta aflicción, yo no puedo huir de ella; mas tengo necesidad de recurrir a Ti, para que la conviertas en bien. Oh Padre muy amado ¿qué diré? Preso estoy de grandes angustias: Sálvame en esta hora. Estoy en este percance para que seas Tú glorificado cuando fuere muy humillado y librado por Ti. SEÑOR, quieras Tú librarme, que estando en necesidad. ¿A dónde iré sino a ti? Dame paciencia, también en esta ocasión, ayúdame, Dios mío, y no temeré por más atribulado que este. Y ahora entre tantas angustias qué diré, SEÑOR; sino que sea hecha Tu Voluntad. Merezco ser atribulado y angustiado; me conviene sufrir, y mucho mejor con paciencia, hasta que pase la tormenta, y haya bonanza.
Cuando pienso que estás más lejos de mí, es cuando estás más cerca, y no está todo perdido cuando alguna cosa contraria me acontece. Poderosa es tu mano y potente para quitar de mí esta aflicción, y calmar su furor, para que del todo no decaiga, así como otras muchas veces lo has hecho conmigo, Dios mío, misericordia mía; porque lo que es para mí más difícil, tanto es para Ti más fácil, que conviertes la tristeza en gozo y cambias mi lamento en baile, y este cambio solo proviene de tu Poderosa Diestra. Amen" Tomás de Kempis

ORACIÓN:

SEÑOR, Tú eres la vida por la que yo vivo, la esperanza a la que me adhiero, la gloria que deseo alcanzar. Sé el dueño absoluto de mi corazón, gobierna mi mente, dirige mi entendimiento, eleva mi amor; que mi alma quede como suspendida en ti, haz que sacie su sed de ti en las fuentes vivas de la celestial morada. Haz que calle en mí la voz de la carne y en síntesis, todo lo que es pasajero, temporal y efímero. Que mi alma guarde silencio, y se trascienda a sí misma, no pensando en sí, sino en ti, Dios mío, porque tú eres realmente toda mi esperanza y toda mi confianza. Porque tú, oh Dios mío y Señor mío Jesucristo, dulce, benigno y misericordioso, tienes en ti mismo una porción de nuestra carne y de nuestra sangre, y donde hay una parte de ti, allí espero reinar algún día....Aunque pecador, tengo confianza en que algún día me será concedido participar de esa gracia, porque destruiste el decreto de condenación merecida por nuestros pecados clavándolo en la cruz. Col.2:14, crucificando así también el pecado y la muerte. Ya puedo respirar libremente y sin temor en Ti que estás sentado a la Diestra del Padre e intercedes por nosotros. Rom.8:34. A ti la alabanza, a ti la gloria, a ti el honor y la acción de gracias. - Agustín de Hipona

ORACIÓN:

Oh Tú, SEÑOR, dominador y dueño absoluto de todo el universo, que no teniendo necesidad alguna de los hombres, quisiste que su corazón fuera un templo santo donde pudieras morar; te ruego que con el poder del sacrificio que hiciste en la Cruz, saques de mi corazón y de mi cuerpo, todas las faltas y manchas que tengo en mi alma y en mi cuerpo, y haz de mí un templo limpio y agradable digno de tu Majestad y de tu grandezas en el que puedas habitar, ya que tu deleite es morar con los hijos de los hombres. Porque el SEÑOR ha escogido a Sión (lugar donde Dios vive); la quiso para su habitación. Salmo 1312:13 y Salmo 87:2 ¡Oh profundidad de las riquezas de la sabiduría y de la ciencia de Dios! Maestro Sabio enviado por Dios para redimir de los pecados a los hombres e instruirlos en Tus caminos, concédeme no solo ser oidor de Tu Palabra sino hacedor de ella, haz que con su lectura y meditación cada día aproveche, y crezca a la condición de un cristiano maduro, hasta llegar a la medida de la plenitud de Cristo. Efe.4:13 Y ser templo santo para el SEÑOR. Por medio de Tu Espíritu Santo que habita en mi corazón, te ruego me enseñes a apartarme del mal, y a obrar el bien; a despreciar las cosas terrenas y a amar las celestiales; para que desnudo del viejo hombre con todos sus actos, y vestido del nuevo hombre que eres Tú, dulce Salvador, hagas de mí una nueva criatura 2Cor.5:17; y así merezca entrar en tu santo Reino, donde para siempre te vea, y eternamente te alabe. Amen